14 junio 2017

Gisela de OT da vida a Sandy de Grease

Es rubia, guapa y joven. Es Gisela, cantante ante todo y, como ella misma demuestra y siente, por encima de cualquier cosa. Saltó a la fama gracias a la primera edición de la televisiva OT -Operación Triunfo-. Compartió academia con Bisbal, Rosa de España, Bustamante o Chenoa. Allí se le quedó su insaparable apodo de Campanilla. No es de extrañar, pues esta chica no ha dejado de cantar para Disney desde 2002. Ahora, cambiando un poco de registro, da vida a Sandy, la prota del musical de Grease en el madrileño Teatro Nuevo Apolo.

Es la protagonista en Grease, ¿se identifica más con la Sandy estudiosa, buena y 'yo nunca he roto un plato' o con la que tira el cigarro al suelo, lo aplasta y comienza a bailar sensualmente?
Respuesta.- Creo que con las dos. Tengo ese momento de niña buena, de cierta pureza porque he trabajado mucho con niños. Pero tengo otra parte cañera que con la edad también la vas adquiriendo. Creo que tengo una mezcla muy interesante que me va muy bien para este personaje, pienso que me va como anillo al dedo.

¿Soñó de pequeña con ser Olivia Newton-John?
Sí. Creo que es una película que hemos visto todos y con la que siempre nos hemos identificado, sobre todo de pequeñas.
Sustituye a Edurne en el musical, otra triunfita... ¿casualidad o no tiene nada que ver?
No tiene nada que ver ni con una ni con otra. Simplemente me llamaron a mí porque daba el perfil. Pero ha sido, creo yo, por físico y por talento, porque yo tengo una trayectoria de musicales importante y supongo que iban un poco a tiro fijo. Además sólo tuve seis días para aprenderme el guión.
¿Sólo? Será entonces usted muy inteligente...

Rápida, más bien (risas). Fue una locura. Yo salí a escena como temblando porque era demasiada información en muy poquito tiempo. Aunque no tenga unos diálogos que sean de Shakespeare, pero tienes que aprendértelos y moverte y no chocar con nadie.
La imagino entonces con la taza de café y los papeles, en la compra y con los papeles... a todas horas

Sí, claro, un intensivo de 24 horas. Con muchos vídeos, viéndome mucho la película para prepararme el personaje... De hecho la primera semana de actuación fue un poco para mí de ensayo general, aunque ahora ya le he congido el tranquillo.
En el plano OT, ¿cree que hay una maldición con los que quedan en el primer puesto? No se vuelve a oír hablar de ellos...
No sé, es que esta profesión es muy complicada. El primer boom fue muy importante, pero a partir de ahí te tienes que buscar la vida. ¿Los que ganan? Pues no sé si al final les quieren exprimir tanto que son como muñecos rotos o que no tienen a su alrededor las personas adecuadas.

¿Y usted? ¿Si que las ha tenido? Porque su manager es su hermano...
Yo me considero muy afortunada. Mi hermano se puede equivocar, pero nunca lo hará en mi contra. Siempre ha cuidado a la persona antes que a la artista.
Usted ha pasado de cantar a Peter Pan, La Bella y la Bestia,... a interpretar a una prostituta mala en Aloma... ¿cómo se come eso?
Son evoluciones necesarias. La dulzura la sigo llevando dentro y a mí me apetecía dar un cambio de registro interpretativo. Me pareció muy interesante y que me podía abrir otro tipo de puertas. Además ya tenía ganas de quitarme un poco la princesa de encima.

¿Ha bailado alguna vez el chiki-chiki o le daba rabia porque él pudo cantar en la final de Eurovisión y usted, representando a Andorra, no pasó la semifinal?
(Risas) No, nunca lo he bailado, aunque con los amigos hacíamos letras paralelas. Rabia no, pero da pena que, en lugar de una persona que se quiere dedicar a esto luego haya un actor que se muere ahí.

Empezó a estudiar Periodismo y lo dejó por OT... ¿Mereció la pena?
Sí. No puedo hablarte de una vida que no he vivido pero estoy muy contenta. He vivido tantas cosas que de otra manera no hubieran ocurrido... Los de OT1 éramos los Beatles españoles, esas multitudes aclamándonos... es increíble.
Pero aún así, si fuera usted hoy la periodista que entrevista a la Gisela famosa... ¿Qué le preguntaría?
Que me dijera la verdad de lo que hay detrás.

Pues cuéntemela...
Lo bonito es lo que se ve, pero hay otra parte detrás que no se cuenta. Hay mucha falta de respeto y muchas veces te tratan como si pudieran manejarte, como si no tuviéramos criterio. También hay mucha gente que se aprovecha y te menosprecia sin conocerte.
Barcelona, 1 de enero de 1979. Currículo. Estudió realización de programas de televisión. Comenzó a estudiar Periodismo, pero no acabó la carrera porque fue seleccionada para entrar en la primera edición de Operación Triunfo. Trabajó para Disney dentro de la academia. Ha grabado cuatro bandas sonoras para ellos. Ha doblado a la muñeca Barbie en la película Barbie, la costurera. Ganó dos gaviotas en el festival de música chileno Viña del Mar. Ha estado dos veces en Eurovisión. Éste es su quinto musical. Aficiones. «Montar a caballo». Debilidades. «El chocolate». Virtudes. « Perseverancia». Defectos. «Despiste».

No hay comentarios:

Publicar un comentario