04 enero 2014

El plan Renove de los electrodomésticos

Un respiro para las empresas de dos sectores castigadas por la crisis. El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, firmó ayer convenios para la puesta en marcha de una nueva edición del Plan Renove de Electrodomésticos y de Ventanas.

Miles de ciudadanos se pueden beneficiar desde hoy de los descuentos a través de ayudas directas en el momento de hacer la compra. El consumidor no tiene que hacer ninguna gestión, ya que las empresas tienen contacto directo con la Administración autonómica y aplican los descuentos a los productos directamente. Ellos cobran luego la subvención.

El objetivo es ahorrar energía y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. En el primer caso porque los aislantes de estas ventanas son mucho más potentes que los de generaciones anteriores. En el caso de los electrodomésticos hay que entregar el aparato viejo (que contamina mucho), que queda retirado.

El presupuesto para los electrodomésticos es de 6,3 millones hasta el 30 de diciembre de 2011 o hasta el agotamiento de los fondos. Hay que adquirir un frigorífico o un congelador con clasificación energética A+ y A++; una lavadora, un lavavajillas o un horno con clasificación energética A, y aquellos que cambien la encimera eléctrica por una de inducción. Los precios se reducen entre los 85 y los 125 euros.

Solicitudes previstas

Se calcula que habrá más de 60.000 solicitudes para cambiar electrodomésticos, lo que permitirá un ahorro energético superior a 13,2 kilotoneladas equivalentes de petróleo al año (el consumo anual de energía de unas 14.000 viviendas madrileñas).

Para las ventanas hay 5,1 millones de euros (hasta el 15 de octubre de 2011 o hasta el fin de fondos). Unos 7.400 hogares se podrán ver beneficiados.

Las ayudas por sustituir los acristalamientos existentes por los denominados bajo emisivos o de aislamiento térmico reforzado ascienden a 110 euros por metro cuadrado de acristalamiento en la sustitución de ventanas (cristales y marcos) y a la instalación de dobles ventanas y a 24 euros por metro cuadrado de acristalamiento cuando exclusivamente se cambie el cristal.

Los cristales subvencionados permiten reducir estas pérdidas energéticas en más de un 59%. El 40% del consumo eléctrico es por calefacción o aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario